Qué es la tinea capitis o tiña del cuero cabelludo

Qué es la tinea capitis

Compártelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Qué es la tinea capitis

Qué es la tinea capitis o tiña del cuero cabelludo

Compártelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las infecciones de la piel son más comunes de lo que pensamos. Actualmente existen una gran diversidad de variedades que afectan a nuestro organismo de múltiples formas, dependiendo de la acción de los patógenos, las zonas afectadas y la severidad del caso.

Pero una cosa es segura, todas ellas pueden llegar a generar grandes molestias en nuestro cuerpo, no obstante, todas ellas, a día de hoy, tienen solución.

En el artículo de hoy vamos a hablar sobre la tinea capitis o tiña del cuero cabelludo, una dermatofitosis, es decir, una infección por hongos dermatofitos que afecta al cuero cabelludo, cejas y pestañas en forma de zonas calvas escamosas y con picor.

La tiña del cuero cabelludo es, sin duda, la manifestación más frecuente de infección por dermatofitos en niños pequeños.

Por lo cual es imprescindible prestar especial atención a los síntomas que nombraremos más adelante para poder detectarla y tratarla a tiempo.

¿Qué es la tinea capitis o tiña del cuero cabelludo?

La tinea capitis es una infección causada por dermatofitos, un grupo de hongos filamentosos con capacidad de invadir la capa córnea de la piel, pelo y uñas.

En concreto son los hongos correspondientes a los géneros Trichophyton y Microsporum.

Esta infección fúngica del cuero cabelludo es muy contagiosa y es la manifestación más frecuente por dermatofitos en niños, teniendo una incidencia del 90%.

Decrece a la edad de 10 u 11 años y en casos muy puntuales se da en personas de edad adulta.

Los hongos que causan esta infección atentan contra la salud del cabello y cuero cabelludo, generando lesiones como rojeces, descamación e incluso alopecia.

Dependiendo de la invasión que provoque en el pelo, estaremos hablando de:

  • Endotrix: situación en la cual la invasión del hongo se lleva a cabo en el interior del cabello. Concretamente se encuentra dentro del tallo piloso, las hifas del hongo crecen del pelo y penetran en la vaina.
  • Ectoendotrix: se da cuando la irrupción del hongo se genera tanto en el interior como en el exterior del cabello. En estos casos, se infecta el tallo del pelo a nivel del folículo medio y las hifas crecen hacia el bulbo.

En función del tipo de intrusión que genere el hongo, se podrá determinar de qué tipo de agente es, la fuente de infección y el tratamiento adecuado para poder hacerle frente con garantías.

Signos y síntomas de la infección

Esta infección se ve representada en el cuero cabelludo, la barba, las cejas y pestañas.

Para que puedas reconocer la tinea capitis, presta especial atención a sus signos y síntomas:

  • Zonas calvas escamosas que provocan picazón, donde el cabello se ha desprendido.
  • Manchas o ronchas que se van expandiendo lentamente.
  • Regiones escamosas, rojizas o grisáceas.
  • Alopecia y caída del cabello, siendo este muy frágil y quebradizo.
  • Zonas del cuero cabelludo doloridas y sensibles al tacto.
  • Aparición de prurito.
  • Descamación similar a la caspa.

Además, en algunos casos, como reacción del sistema inmunitario ante el hongo puede aparecer algún querion de Celso.

Se trata de una inflamación del cuero cabelludo, dolorosa, hinchada y, en ocasiones, supurante que, también, puede ir acompañada de ampollas, costras y tener aspecto de absceso.

Si diferenciamos los signos de los dos tipos de hongos, tenemos por un lado el género Trichophyton que suele generar alopecia difusa con lesiones pequeñas e irregulares entremezcladas con pelos sanos.

Por otro lado, nos encontramos con el hongo Microsporum el cual suele originar zonas pseudo alopécicas circulares y bien limitadas.

Aunque la mayoría de los casos a los que nos enfrentamos corresponde a la variedad inflamatoria, que también provoca pústulas, abscesos, úlceras y costras melicéricas.

Asimismo, es importante resaltar que los hongos causantes de la tiña del cuero cabelludo también pueden originar otras lesiones en el cuerpo. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Tinea corporis o tiña corporal. Se presenta en forma de un anillo o como un círculo de erupción cutánea en la capa superior de la piel.
  • Tinea pedis o tiña del pie. Este tipo de infección afecta a las zonas húmedas entre los dedos de los pies y, a veces, en el pie propiamente dicho.
  • Tinea cruris o tiña inguinal. Es el tipo de tiña que repercute a la zona de los genitales, púbica y perianal.

Causas de la tinea capitis

Tal y como hemos explicado anteriormente, la tiña del cuero cabelludo se desarrolla debido a diferentes variedades de hongos de tipo moho denominados dermatofitos. Estos atacan directamente a la capa externa de la piel del cuero cabelludo y al tallo del cabello.

Pero, ¿cómo se puede contraer la tinea capitis? Existen diferentes formas de transmisión:

  1. Contacto directo: de un ser humano a otro. Generalmente, se propaga a través de una piel a otra cuando estas entran en contacto.
  2. De un objeto a persona. La tiña puede diseminarse de un objeto material que ha estado en contacto con una persona infectada y contaminar a un ser humano no contagiado. Como, por ejemplo, compartir peines, sombreros y gorras contaminados con los microorganismos de esta infección favorece la transmisión, ya que el hongo se adquiere al tocar el cabello con la tiña.
  3. De animal a ser humano. En este caso, son los cachorros de perro o gato los que suelen ser portadores de la tiña, además de una forma asintomática lo cual facilita la transmisión de la enfermedad a las personas.
  4. Malos hábitos de higiene. Esta situación también es un factor de riesgo para la aparición de la tinea capitis. Falta de lavado del cabello y cabeza de forma habitual o mantener la piel húmeda por mucho tiempo son dos de las causas más comunes por falta de higiene personal.
Tratamiento para la tinea capitis

¿Cuál es su diagnóstico y tratamiento?

 A la hora de diagnosticar la tiña del cuero cabelludo, existen síntomas que pueden hacernos dudar entre otras afecciones cutáneas como son la dermatitis seborreica y la psoriasis en el cuero cabelludo. Es por ello, por lo que es imprescindible hacer un estudio de las lesiones y no solo diagnosticarla por la apariencia.

Para salir de dudas, se tomarán muestras del cabello afectado para examinarlo detenidamente con el microscopio, es la técnica de diagnóstico más rápida para conocer de qué infección se trata y, de ser tinea capitis, conocer las causas.

Además, también contamos con otro método muy efectivo, se trata de la exploración con lámpara de Wood. Gracias a la luz ultravioleta podemos iluminar el cabello y distinguir el tipo de hongo que causa la infección.

Asimismo, puede llevarse a cabo un cultivo de las muestras obtenidas del cuero cabelludo, es sin duda, el mejor método de diagnóstico etiológico para poder conocer en profundidad la severidad del caso, pero bien es cierto que es una tarea más larga.

Tratamiento

Una vez estamos seguros de que estamos ante un caso de tinea capitis, es el momento de tratar la infección para mitigarla. En este caso, el tratamiento variará de la edad del paciente.

La solución para terminar con la tiña del cuero cabelludo es tomar medicamentos antifúngicos por vía oral. Además, será imprescindible el lavado del cabello con champú de sulfuro de selenio, el cual ayuda a eliminar las esporas de los hongos, y la aplicación de una crema antifúngica o antimicótica sobre el cuero cabelludo para mitigar la propagación de la infección.

En casos muy severos en los que se hayan formado el querion de Celso puede ser necesario la administración de un ciclo corto con un corticosteroide para aliviar el dolor y evitar que aparezcan cicatrices, en la medida de lo posible.

Consejos para prevenirla

La tinea capitis es muy difícil de prevenir, ya que los hongos que la causan son frecuentes y muy contagiosos. Sin embargo, podemos ayudar a reducir el riesgo de infección con una serie de medidas:

  • Si detectas que alguien de tu entorno puede estar infectado por la tinea capitis, es imprescindible informar de inmediato para que la propagación pueda controlarse.
  • Mantener una buena higiene personal es imprescindible, tanto tú como los más pequeños de la casa deberéis lavaros el cuero cabelludo con frecuencia
  • Preserva la desinfección de manos con agua y jabón, así como la limpieza de las zonas comunes de la casa. En caso de centros escolares, guarderías o gimnasios, se deberá prestar especial atención a los vestuarios.
  • Evita compartir elementos personales y conciencia a tus hijos de que no lo hagan, sobre todo en lo referente a ropa, peines, toallas o cepillos de dientes.
  • Esquiva todo contacto con animales infectados. Normalmente, las mascotas suelen presentar esta infección con zonas de piel sin pelaje, sin embargo, pueden pasar este hongo de forma asintomática. Si tienes animales de compañía no olvides mantenerlos limpios y sanos.

Esperamos que el artículo de hoy te haya ayudado a reconocer la tinea capitis, saber cómo afrontarla, pero lo más importante, que hayas conocido de primera mano los riesgos de esta infección.

Ahora tienes en tu mano la información necesaria para prevenir la tiña del cuero cabelludo en tus hijos, así como las nociones básicas para detectarla a tiempo.

También vas a poder encontrar más información sobre el cuidado para la piel, como la dermatitis contagiosa o todo lo que necesitas saber acerca de la dermatitis perioral y su tratamiento.

Sin embargo, nuestra recomendación es que te pongas en contacto con dermatólogos profesionales si consideras que alguien de tu familia está pasando por esta infección, para que te ayuden a tratar la tinea capitis con éxito.

DR. GABRIEL SERRANO
Últimas entradas de DR. GABRIEL SERRANO (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *