Eritema multiforme: causas, síntomas y su tratamiento

Qué es el eritema multiforme

Compártelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Qué es el eritema multiforme

Eritema multiforme: causas, síntomas y su tratamiento

Compártelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El eritema multiforme es una infección muy común en la piel, su aparición esporádica y sus síntomas característicos suelen saltar a la vista.

Si recientemente en tu piel han aparecido unas pequeñas ronchas con un color violáceo de forma de “diana”, puede que estés padeciendo esta enfermedad cutánea.

Te invitamos a que continúes leyendo el resto del artículo para que resolver tus posibles dudas e informarte de primera mano.

¿Qué es el eritema multiforme?

El eritema multiforme es una reacción cutánea inflamatoria aguda de tipo inmunológico causada por múltiples desencadenantes.

Por lo general, suele estar provocado por una reacción a infecciones bacterianas o virales, aunque la mayoría de casos suelen estar motivados por una respuesta alérgica.

El eritema se caracteriza por presentar una erupción en la piel de color violáceo y rosáceo en forma de “diana” o en forma de “iris”.

Aunque, esta enfermedad suele presentar diversas apariencias en la piel. 

Es una enfermedad autolimitada, es decir, normalmente se resuelve por si sola. Su aparición suele ser recurrente, una vez experimentado en la piel a reacción característica de esta enfermedad, los síntomas pueden volver a reaparecer nuevamente.

Pueden llegar a ocurrir varios episodios de eritema al año, en tal caso se trataría de eritema multiforme recurrente.

La forma en la que se manifiesta en la piel esta enfermedad suele ser de progresión breve, temporal, relativamente grave y un poco llamativa.

Las consultas clínicas acerca de esta reacción llamativa suelen ser habituales y urgentes.

A pesar de que en gran parte de los casos los síntomas son determinados, la expresión fenotípica de esta enfermedad es diversa y variable, dificultando el diagnóstico y abordaje clínico adecuado.

Qué es el eritema multiforme

Esta enfermedad presenta 2 tipos de reacción diferentes, la forma minor o leve que afecta solamente a la piel y la forma major o severa que lesiona tanto la piel como las mucosas del paciente.

La gravedad de esta enfermedad cutánea depende de múltiples factores y no suele perjudicar gravemente la salud, la mayoría de los casos corresponden con reacciones leves.

Sin embargo, las formas más severas acostumbran a presentar secuelas más nocivas para la salud e, incluso, pueden ser potencialmente mortales para quien padece de sus síntomas.

El eritema multiforme es muy habitual en adultos de edades entre los 20 y 40 años, es muy poco habitual que los niños padezcan esta enfermedad.

No obstante, esta reacción cutánea sigue presentándose a cualquier edad y en cualquier sexo indistintamente, siendo la frecuencia en mujeres un poco más elevada.

Síntomas

La sintomatología del eritema multiforme suele presentarse bruscamente en la piel del paciente después de haber padecido un cuadro infeccioso o haber ingerido un determinado fármaco.

Esta reacción cutánea no se presenta de inmediato, sino que puede llegar a manifestarse pasadas 1 a 3 semanas.

Además, esta enfermedad cutánea puede reaparecer y propagarse de nuevo de forma esporádica.

El espectro de síntomas y la severidad que esta enfermedad cutánea puede llegar a provocar es muy amplio, desde leve hasta extrema, según cada caso.

En la forma minor, aparecen repentinamente lesiones distribuidas simétricamente en las palmas de las manos, las plantas de los pies, la cara, los labios, el cuello, las piernas, los brazos, así como los codos y las rodillas.

Son pápulas, ronchas o placas con apariencia de urticaria con una forma típica circular de “diana” o en forma de “iris”, con el centro de un color violáceo y un halo rosado en el borde separados por un anillo de tonalidad pálida. La distribución de estas ronchas es simétrica y centrípeta.

A veces, también pueden aparecer pequeñas ampollas en su interior acompañadas de una sensación de picor incesante.

Las pequeñas erupciones con apariencia de sarpullido que suele provocar el eritema multiforme en la piel suelen aumentar de tamaño en los 3 primeros días, permaneciendo al menos por 7 días.

Los síntomas de la forma minor no suelen implicar grandes complicaciones, las lesiones tienden a curarse por sí mismas si no presentan mayor evolución.

En cuanto a la forma major de la enfermedad, además de las lesiones cutáneas, los pacientes también presentan con mayor frecuencia una infección en la mucosa de la boca y una infección en los genitales en menor medida.

Son erosiones y, en ocasiones, suelen aparecer vesículas o ampollas hemorrágicas en los labios, la mucosa de las encías, los párpados, la uretra, la vagina y el glande.

Además, las lesiones cutáneas suelen ser asintomáticas o producen un picor leve, las lesiones de las mucosas pueden ser muy dolorosas y a menudo provocan malestar para orinar o comer.

Los síntomas de la forma major del eritema multiforme tienden a ocasionar otra serie de síntomas más molestos y graves en comparación con la forma leve de la enfermedad.

Sin embargo, la forma minor también puede presentar algún síntoma característico de la forma severa, aunque en menor medida.  

De tal manera, el paciente con una reacción cutánea más grave puede experimentar fiebre, mucho picor, dolores en la zona afectada, enrojecimiento de los ojos, sequedad y dolor en los ojos, úlceras bucales, dolor de cabeza y de garganta, tos, secreción nasal, dolores articulares y otras lesiones cutáneas como llagas.

Causas que provocan la eritema multiforme

La causa exacta de la reacción cutánea del eritema multiforme se desconoce. Por lo general, se considera que el 50% de los casos se atribuyen directamente a una respuesta alérgica a distintos medicamentos.

También se contempla que puede estar causada por infecciones bacterianas o virales como el virus herpes simple (VHS), la micoplasma, el virus hepatitis C (VHC), una infección pulmonar, la candidiasis vulvovaginal, la histoplasmosis, la enfermedad de Crohn, el lupus eritematoso sistémico, la aftosis compleja, el ácido benzoico o una erupción lumínica polimorfa.

Por otro lado, se considera que la forma leve de la enfermedad suele estar causada en la mayoría de los casos por el virus del herpes simple (VHS).

Las reacciones secundarias de los fármacos ocupan la principal causa de las formas minor y major del eritema multiforme.

Los medicamentos que mayor incidencia suelen presentar en la manifestación de esta enfermedad son las sulfamidas, la sulfona, algunos antibióticos, los antiepilépticos, el alopurinol, la furosemida y los antiinflamatorios no esteroideos.

Eritema multiforme tratamientos

Eritema multiforme Tratamiento

El tratamiento específico para el eritema multiforme depende en gran medida del grado de gravedad de la enfermedad.

Puede emplearse un tratamiento intensivo o incluso no hacer uso de ningún tipo de tratamiento, ya que en algunos casos esta reacción cutánea desaparece por sí sola con o sin la ayuda de un tratamiento.

Las formas minor y major también deben ser tratadas con diferentes métodos.

En cuanto a la forma minor, no se suele emplearse tratamiento si la reacción es muy pequeña.

A pesar de ello, el paciente puede hacer uso de antihistamínicos pata aliviar la comezón y medicamentos antivirales y antibióticos para controlar que la infección no se extienda.

El tratamiento antiviral suele ser conveniente para pacientes con virus herpes simple (VHS) que suelen frecuentar sus síntomas.

Las lesiones producidas en esta forma de la enfermedad suelen resolverse y vuelven a aparecer espontáneamente. Con frecuencia, estas reacciones suelen mejorar de 2 a 6 semanas de tiempo.

Referente a la forma severa, esta suele tratarse de forma más cautelosa. Este tratamiento incluye antibióticos para las infecciones de la piel, corticoides, y en el caso de que la enfermedad sea muy grave, el paciente puede ingresar en una unidad de cuidados intensivos, una unidad de quemados y recibir inmunoglobulinas por vía intravenosa.

El tratamiento para la gran cantidad de síntomas que puede presentar la forma major puede incluir, antihistamínicos para controlar la picazón, compresas húmedas, analgésicos para la fiebre, enjuagues bucales para las llagas en la boca, antibióticos para las lesiones en la piel, corticosteroides para controlar la inflamación y otros medicamentos para tratar los problemas oculares ocasionados.

Por último, una buena higiene corporal también puede prevenir la aparición de infecciones esporádicas, así como el uso de fotoprotector solar, ropa de protección y evitar las horas de mayor radiación solar del día.

Si has observado en tu piel los síntomas característicos del eritema multiforme no dudes en contactar con especialistas. No dejes que una simple infección como esta llegue a convertirse en un problema grave para tu salud.

DR. GABRIEL SERRANO
Últimas entradas de DR. GABRIEL SERRANO (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *